Derecho a una educación afectivo-sexual

A pesar de que es un tema muy actual, antes de realizar la búsqueda creía que se trataba de un derecho fundamentado en mis creencias, en el deber ser y, por tanto, perteneciente al iusnaturalismo.

Es cierto que las leyes descritas en los textos de mayor rango, como es la Constitución Española, no hacen mención alguna a este derecho. Por el contrario, se trata de un derecho contemplado en un texto de menor rango como es la Ley Orgánica, más susceptible a modificaciones; algo que me parece positivo a la par que negativo pues, el hecho de poder ser modificada con mayor facilidad puede, a la vez, presuponer una menor importancia o una ventaja para ir adaptándola a la actualidad.

Se puede concluir, por tanto, que se trata de un derecho perteneciente al Derecho Positivo, al positivismo.

La Constitución Española[1] sobre la educación establece que:

Artículo 27.

  1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
  2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
  3. (…)
  4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
  5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.

Artículo 43.3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.

La Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo[2], sobre la educación y, en concreto, la educación afectivo sexual, establece que:

TÍTULO I De la salud sexual y reproductiva

CAPÍTULO I Políticas públicas para la salud sexual y reproductiva

Artículo 5. Objetivos de la actuación de los poderes públicos.

  1. Los poderes públicos en el desarrollo de sus políticas sanitarias, educativas y sociales garantizarán: a) La información y la educación afectivo sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo.

CAPÍTULO III Medidas en el ámbito educativo

Artículo 10. Actividades formativas.

Los poderes públicos apoyarán a la comunidad educativa en la realización de actividades formativas relacionadas con la educación afectivo sexual, la prevención de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados, facilitando información adecuada a los padres y las madres.

En el ámbito del iusnaturalismo tendríamos este manifiesto redactado por #AsignaturaPendiente[3], una cuenta de Instagram (con página web) que trata el tema de la educación sexual.

MANIFIESTO: POR UNA EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL EN LAS AULAS SIN CONNOTACIONES IDEOLÓGICAS[4]

La educación sexual en España es ineficiente, no está reglada, no cuenta con objetivos claros y educa desde una perspectiva negativa. El vacío y la desinformación provocan que el material pornográfico pueda alcanzar la categoría de modelo educativo en sexualidad y erótica para los y las más jóvenes y fomentan prácticas de riesgo que derivan en infecciones de transmisión sexual (incremento preocupante en los últimos 5 años).

Por ello pedimos una educación sexual que sea:

Integral, holística y de mirada transversal: Que sea comprensiva abarcando salud, fisiología, reproducción, contracepción, ITS, así como bienestar, relaciones interpersonales, valores, equidad de género, diversidad sexual, no discriminación, violencia de género y consentimiento.

Positiva: Buscamos que la asignatura suponga un espacio de confianza, desprovisto de estereotipos y basado en la diversidad de experiencias, de géneros, identidades, orientaciones sexuales y sexualidades. Y por supuesto que contemple la diversidad funcional de las personas sin exclusiones. Que alerte de riesgos y formas de prevención, pero también se centre en la sexualidad sana y las relaciones horizontales, éticas, placenteras y diversas. Desde la promoción de la salud y no desde la prevención de riesgos.

Que continúe a lo largo del tiempo: Educación asegurada en las diferentes etapas, contemplando el abordaje de diferentes temas adaptados a los distintos grupos de edad.

Implantación obligatoria: Si su implantación es obligatoria para los centros garantizaremos que sea integral, de calidad y consistente. Además de un acceso mayoritario por la escolarización exigida en nuestro sistema educativo. De no ser así, es probable que la atención disminuya cuando el profesional que la ha implementado desaparezca.

Voluntaria: De asistencia voluntaria, así se respetarán los valores y creencias de alumnos y alumnas. Siempre a favor de madres, padres y/o personas tutoras y con respeto al menor y/o tutorizado a la educación.

Consensuada: No importa la comunidad autónoma en la que residan, las y los estudiantes tienen derecho a recibir una educación de calidad que cuente con unos estándares y métodos de evaluación homogéneos. Basada en derechos: HUMANOS, SEXUALES Y REPRODUCTIVOS. Incluida en un marco de derechos positivos y de ciudadanía y basada en los derechos humanos internacionalmente aceptados. Queremos una asignatura que informe, eduque y promueva nuestros derechos sexuales


[1] https://www.boe.es/legislacion/documentos/ConstitucionCASTELLANO.pdf

[2] https://www.boe.es/buscar/pdf/2010/BOE-A-2010-3514-consolidado.pdf

[3] https://www.instagram.com/la_asignatura/

[4] https://www.asignaturapendiente.org/manifiesto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: